El Magisterio es el primer destino apostólico de tiempo completo que recibe el Escolar al término de su Primera Etapa. La duración promedio de esta etapa será de dos años, con flexibilidad según necesidades de la formación del sujeto.

Como etapa formativa, la etapa del Magisterio pretende fortalecer la identidad del jesuita y su crecimiento ante los retos que significará vivir y trabajar en una comunidad apostólica. Este reto de integración supone un cambio y, en algún sentido, crisis al enfrentar la realidad más amplia del Cuerpo. Es aquí donde el estudiante ha de crecer en integración como persona, cristiano y jesuita1.

1 Ibid, 363, no. 1.2.
 
Magisterio - Vocaciones Jesuitas